Cómo los alquileres verdes apoyan el impulso hacia la descarbonización de los bienes raíces

Los alquileres verdes están creciendo otra vez en popularidad a medida que los propietarios y los inquilinos trabajan juntos cada vez más para apoyar el camino de los bienes raíces hacia el cero neto.

A medida que la sostenibilidad se convierte en una prioridad corporativa, más usuarios están firmando contratos de arrendamiento que tienen en cuenta la provisión de energía a partir de energías renovables, la reducción de las emisiones de carbono de las operaciones del edificio y la disminución del uso de residuos y agua. 

 

Comprometiéndose con edificios más ecológicos

En Hungría, el gerente de la propiedad Multi Corporation está poniendo en marcha arrendamientos verdes con inquilinos en el centro comercial Allee en Budapest. En Londres, el Grupo Canary Wharf acordó este año un arrendamiento ecológico con su corredor comercial en su activo Wood Wharf.

Para los inquilinos, existe la posibilidad de ahorrar costos a través de una mayor eficiencia energética en la gestión de edificios y servicios públicos, lo que también respalda sus propios objetivos de sostenibilidad. El Instituto para la Transformación del Mercado (inglés IMT) en los EE.UU. estima que los arrendamientos verdes pueden ayudar a reducir las facturas de servicios públicos hasta en un 22 por ciento, o alrededor de 40 centavos por metro cuadrado en los edificios de oficinas de los EE.UU. solamente.

Si todos los edificios de oficinas arrendados tuvieran alquileres verdes, el mercado podría ahorrar más de US$ 3 mil millones de costos anuales.

Las áreas cubiertas por los arrendamientos verdes también están evolucionando. “Cinco a diez años atrás, los alquileres verdes se orientaban más hacia la eficiencia energética y la reducción de residuos, que hoy son prácticas estándar; mientras que otras dimensiones, como salud y bienestar y la biodiversidad, están liderando la práctica actualmente”.

 

Para los propietarios, en algunos países, como Alemania, están surgiendo pruebas de un “brown discount” tanto en términos de alquiler como de valor de los activos en desinversión, mientras que en otros, como el Reino Unido, los edificios altamente sostenibles tienen una prima verde.

«Dado que las empresas toman medidas fundamentadas cada vez mas en objetivos de sustentabilidad basados en la ciencia, los grandes propietarios que puedan ofrecer arrendamientos ecológicos están bien posicionados».

Además, poder ofrecer arrendamientos ecológicos a inquilinos que buscan múltiples ubicaciones en todo el mundo pronto puede distinguir a los propietarios con más visión de futuro de sus pares.

«Si bien aún no ha ocurrido, no estamos lejos de un punto en el que los usuarios con espacio en varios países requieran contratos de arrendamiento ecológico».

“Estamos viendo a los propietarios multinacionales desarrollar estándares de sostenibilidad coherentes en toda su cartera global, y los arrendamientos ecológicos son una herramienta que se utiliza para gestionar el rendimiento y cumplir los estándares mínimos”.

 

Apoyando el crecimiento futuro

Si bien los arrendamientos ecológicos están aumentando en número, se necesitan más estándares de la industria que respalden los arrendamientos ecológicos para apoyar un mayor crecimiento, se ha avanzado en la definición de lo que hace que un arrendamiento sea ecológico, y gran parte de eso se debe a que los usuarios y los propietarios trabajan cada vez más en conjunto», dice, señalando el hecho de que el 78 por ciento de los inversores y el 85 por ciento de los inquilinos están de acuerdo en que una asociación sólida entre las ciudades, los inversores y los usuarios es fundamental para impulsar la descarbonización.

Algunos países están un paso adelante. En Francia, las cláusulas de arrendamiento ecológico son obligatorias para todos los grandes arrendamientos comerciales. Se requiere que todas las partes compartan datos, revisen regularmente el desempeño ambiental de una propiedad y se comprometan con un programa de mejoras. El organismo central de bienes raíces de Alemania, ZIA, estableció sus principios rectores para los arrendamientos ecológicos en 2018.

En Estados Unidos, las oficinas, los edificios industriales y los centros de datos están recurriendo cada vez más a arrendamientos ecológicos. Los Líderes de Arrendamientos Verdes del país reconocen la aprobación de AEW Capital Management, GITS Partners, Prologis y Tishman Speyer.

El desafío ahora es convertir el interés creciente en acciones tangibles tanto entre los propietarios como entre los inquilinos.

“La colaboración y las asociaciones más estrechas serán fundamentales para alcanzar los objetivos de las emisiones de carbono neto cero dentro del sector inmobiliario”. “Los arrendamientos ecológicos tienen que recorrer un camino para convertirse en la corriente principal en el mercado, pero así como más empresas vayan desplegando sus planes de sostenibilidad, veremos una adopción más amplia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.