El tercer ingrediente clave para el éxito

Hoy en América, hay más de 24 millones de empresas independientes. Menos del 2% de esas empresas obtienen más de un millón de dólares al año en ingresos brutos. La gran mayoría de las empresas son empresarios individuales: 16 millones de empresas operadas por una solo persona.

Aquí hay una estadística impactante: el 95% de las empresas que se lanzan hoy estarán fuera de servicio dentro de cinco años. Hay muchas razones para la alta tasa de fracasos, pero la experiencia dice, una de las razones clave es que la mayoría de los emprendedores no saben cómo trabajar en equipo.
Las probabilidades de hacerlo solo, de emprender en solitario tu camino hacia la libertad financiera, no son prometedoras. Para decirlo sin rodeos, La tasa de éxito es tan baja y la tasa de fracaso es tan alta que es una tontería ir solo.
Hay puntos brillantes en el horizonte del emprendimiento. En la última década, el segmento de más rápido crecimiento del mundo empresarial está formado por mujeres emprendedoras. Este es el siglo de las mujeres emprendedoras. A las mujeres les resulta más natural trabajar en equipo para alcanzar el éxito.
Uno de mis mentores, el Dr. Stephen Covey, enseñó que hay tres etapas de madurez en el continuo del éxito:
Dependencia ==> Independencia ==> Interdependencia.
En mi opinión, muchas mujeres se encuentran en los extremos de este proceso. Están familiarizadas con que sus hijos pequeños dependan de ellas y, a menudo, se encuentran dependientes de una fuente de ingresos externa: un trabajo, un cónyuge, etc. Pero la mayoría de las mujeres han logrado con éxito la tercera etapa de interdependencia. ¿Por qué? Las mujeres son más amigables con las personas. Saben cómo apoyar y ser apoyadas por una amplia gama de amigas y amigos.
Los hombres por lo general están atrapados en el medio, hasta el final. Son demasiado independientes. Quieren hacerlo por sí mismos. Es una tradición: quieren levantarse por sí mismos. Su tema principal es de Frank Sinatra llamado «My Way». Esa es la forma masculina.
Las mujeres están mucho más orientadas al equipo. Eso es bueno, porque es fundamental. Necesitas un equipo. La formación de un grupo reducido de personas de ideas afines es el tercer ingrediente clave para su éxito.
Cuando me pregunto sobre el ingrediente más esencial para el crecimiento de RE/MAX CAPITAL, respondo sin dudarlo: «Mi gran equipo». Y el analisis continúa, este equipo está conformado en su mayoría por mujeres de gran éxito que hacen todo lo posible para apoyarse mutuamente.
En Piense y hágase rico, Napoleon Hill habla sobre el poder de la mente maestra. No importa si llamas a tu grupo Mastermind, Dream Team, Chick Clique, mi Tribu, Dude Crew, Bro Patrol o Escuadra de apoyo. Lo importante es decidir formar ese grupo. La formación de un equipo de apoyo es un ingrediente tan esencial para tus actividades empresariales como lo es la harina para un rico pastel de chocolate.
Una vez que tu equipo está funcionando, el éxito es mucho más predecible. Luego, como emprendedor ilustrado, te aliento a «enviar el ascensor de regreso hacia abajo». Transfiere tus nuevas habilidades a otros grupos de hombres y mujeres que estén buscando un camino hacia arriba. Mañana hablaré en una capacitación de como un agente top puede crecer, generando una estructura que le impulse a su lugar soñado.
Así que repasemos los tres ingredientes clave:
WOOW. Haz tus sueños más reales que tus miedos. Experimenta tu futuro ideal ahora. Sin importar lo que estés experimentando ahora, tu objetivo es encontrar el WOOW en él. Queremos sorprender tu alma y hacer crecer tu bolsillo.
Ganador interior. Aprende a hacerte amigo de tu ganador interior y a silenciar a su quejoso interior.
Equipo soñado. Crea tan pronto como sea posible un equipo de apoyo único, tu propia escuadra de apoyo o tu Tribu, que te guiará y te llevará hacia tus sueños, de la manera más rápida y sencilla posible.
¡Adelante vamos a una vida más exitosa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.