sábado, abril 20, 2024
InicioInspiración¿Cuál es la consecuencia más probable de establecer metas poco realistas?

¿Cuál es la consecuencia más probable de establecer metas poco realistas?

Como Broker Inmobiliario, a menudo encuentro que la gente tiene muchas preguntas sobre cómo establecer metas. Preguntan: «¿Por qué es importante establecer metas?» y «¿Cómo el establecimiento de metas conduce al éxito?» Estas preguntas están bien, pero mi experiencia me dice que hay mejores preguntas que hacer sobre el establecimiento de objetivos. En su lugar, prueba con preguntas como: «¿Qué tipo de objetivos debería establecer?» y «¿Cómo obtengo los resultados que quiero?»

Cuando recibo la primera serie de preguntas de un Agente, es un indicador de que está centrado en los aspectos equivocados del establecimiento de objetivos. En mi enfoque de la vida y mi forma de pensar, estoy menos preocupado por cómo o si las personas establecen metas, y más centrado en empoderar a las personas para que busquen lo que realmente quieren, que a menudo va más allá de lo que han sido condicionados a aceptar como realista.

Gran parte de mi metodología de entrenamiento se centra en apuntar a grandes objetivos. Mi trabajo combate el condicionamiento social que nos dice que establecer grandes objetivos no es realista. Si alguien me preguntara: «¿Cuál es un problema común al establecer metas?», mi respuesta sería apuntar demasiado bajo.

 

El problema de tener poca puntería

Ya sea que te des cuenta o no, otras personas te han estado enviando mensajes toda tu vida de que es mejor ir a lo seguro. Tal vez incluso te hayan dicho directamente que si apuntas demasiado alto sólo te decepcionarás y tu confianza se reducirá cuando inevitablemente fracases. El miedo a que sus resultados sean considerados “fracasos” te ha impedido perseguir grandes objetivos. Aceptar estos resultados como negativos crea un sistema de creencias que limita tu potencial.

Si apuntas alto, sin duda a veces te sentirás decepcionado, tu confianza se verá amenazada y enfrentarás el fracaso. Pero eso también es cierto cuando apuntamos bajo. Sin embargo, no se puedes evitar el fracaso. Fracasar es parte de la vida. Debería ser bienvenido porque el fracaso fomenta el crecimiento y la expansión.

Tendemos a creer que nos estamos salvando de la decepción y el fracaso al establecer metas que están al mismo nivel o sólo un poco más allá de las cosas que sabemos que son posibles. Lo que realmente estamos haciendo es vivir con una mentalidad limitada. Es tu forma de pensar la que hace que una meta sea poco realista, no la naturaleza de la meta.

Un gran objetivo es sólo un objetivo. El riesgo está involucrado con cualquier objetivo. Quitar el foco del tamaño o alcance de un objetivo y verlo como un objetivo más, ilumina la diferencia entre perseguir lo que realmente deseas y conformarte con lo que te han condicionado a creer que puedes lograr. Es importante apuntar a objetivos que sabes que puedes alcanzar. La advertencia es que perseguir objetivos que sabes que puedes alcanzar no significa que debas apuntar bajo.

Apuntar bajo limita nuestro potencial. Para liberar nuestra verdadera naturaleza infinita, debemos ir más allá de esa mentalidad limitada. Cuando tenemos una mentalidad limitada, las grandes metas no son realistas. Pero si cambiamos nuestra perspectiva y la forma en que formulamos grandes objetivos, podemos crear un nuevo entorno. Podemos crear una realidad propicia para perseguir lo que realmente queremos y dejar de conformarnos con lo que nos han dicho que es posible.

 

Cómo establecer buenas metas

 Las verdaderas consecuencias de establecer metas “poco realistas” no son la decepción, la pérdida de confianza o el fracaso. La verdadera consecuencia de apuntar a grandes objetivos es que puedes alcanzarlos. La palabra consecuencia puede tener connotaciones negativas, pero la definición real no contiene tal juicio. Una consecuencia es simplemente un resultado o efecto de una acción o condición. Al actuar en las condiciones adecuadas, la verdadera consecuencia de perseguir objetivos aparentemente poco realistas es obtener el resultado o efecto deseado. La verdadera consecuencia es que alcanzarás ese gran objetivo.

Si deseas alcanzar el siguiente nivel de éxito, pero crees que no es realista, has creado una condición, un entorno que lo hace poco realista. Asumir la responsabilidad de tu entorno (tu forma de pensar) eliminando todas las condiciones que limitan tu potencial es el primer paso para convertir lo «imposible» en una meta más.

Encuadra tus objetivos como alcanzables y se volverán accesibles. Déjalos en la columna poco realista y allí permanecerán.

El paso más importante en el proceso de establecimiento de objetivos.

Como entrenador inmobiliario, trabajo con Agentes para eliminar la resistencia socialmente condicionada o autoimpuesta a apuntar alto y enseñar a las personas cómo alinearse con grandes objetivos que cambian la vida. Cuando piensas en la ejecución de apuntar a un gran objetivo, hay una parte de ti que dice: “Bueno, ahora tengo algo bueno en marcha. ¿Por qué debería arriesgarme?” Esa es la resistencia que te impide estar alineado con lo que realmente quieres.

Las consecuencias de no hacer grandes cosas son mucho peores que establecer metas que tu u otros pueden considerar poco realistas. Ser promedio o aceptar la mediocridad parece cómodo. Pero la verdad es que no hay nada peor que conformarse con menos de lo que realmente deseas.

Si estás leyendo este post y eres parte de la comunidad de gacetaInmobiliaria.com, creo que quieres ir a lo grande. Y probablemente creas que estás haciendo las cosas para que eso sea posible. Y puede que lo sea.

Es posible que estés tomando muchas medidas, esforzándote y trabajando incansablemente para alcanzar grandes objetivos. Y es posible que estes avanzando. Lo que quiero compartir contigo es que existe una manera más fácil y divertida de llegar a lo grande. Puedes continuar avanzando hacia el éxito o puedes comenzar a alcanzar grandes objetivos más rápido, con menos esfuerzo y más facilidad y fluidez. Todo comienza con tu forma de pensar.

El paso más importante a la hora de establecer objetivos es partir de una mentalidad que esté alineada con el éxito. Para salir de una mentalidad limitada y acceder a tu verdadera naturaleza infinita, debes comprender que simplemente querer ir a lo grande no es lo mismo que alinearse con un gran objetivo.

Para alcanzar grandes objetivos con mayor facilidad y fluidez, debes creer al cien por cien que alcanzarás el objetivo (4-1-1), sin importar el tamaño. Así es como te alineas con lo que quieres. Para ir más allá de la rutina y la lucha, no basta simplemente con desear el éxito. Debes comenzar desde un lugar de éxito (10/4).

Puedes acceder a un nivel superior a través del poder de decisión. Toma la decisión de que alcanzarás tu objetivo. Quizás no sepas cómo y quizás no sepas cuándo. Pero no importa. Decide que alcanzarás tu objetivo porque no te detendrás hasta lograrlo.

Pensamientos finales

Desde mi experiencia, no se trata de querer ir a lo grande. Se trata de estar alineados con grandes objetivos. A menudo pasamos todo nuestro tiempo en acción, sin prestar atención a nuestro entorno mental ni a la realidad que estamos creando. Antes de escribir el primer objetivo, comprueba tu forma de pensar. ¿Crees al cien por cien que tendrás éxito? Si tienes dudas, estás desalineado con el objetivo y te resistes al éxito.

La clave para hacer lo imposible es creer que es posible.

Klever Guanoluisa T.
Klever Guanoluisa T.https://www.gacetainmobiliaria.com
Soy un experimentado estratega en administración inmobiliaria, especializado en producción de ventas con vasto conocimiento en indicadores de gestión, conceptos y desarrollo de equipos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img

MÁS LEIDOS

Comentarios Recientes